EL TORREÓN DEL MONJE Y UNA HISTORIA DE AMOR

Cuenta la leyenda que hacia finales del siglo XVII existía una fortaleza sobre Punta Piedras, construida por el padre Ernesto Tornero. En esa torre vivía un soldado llamado Alvar Rodríguez, quien protegía la fortaleza y mantenía relaciones amistosas con los habitantes de un pueblo originario proveniente de Laguna de los Padres.

Así conoció a Mariña, una hermosa mujer con la que comienza a frecuentarse y nace un apasionado romance, lo que provoca el enojo del cacique Rucamará, quien también pretendía a Mariña.

Rucamará decide entonces asaltar la fortaleza con el objetivo de apoderarse a la fuerza de la hermosa mujer. Su ataque fue exitoso y se atrinchera en el torreón; pero Alvar promete volver a rescatar a Mariña y recuperar la Torre.

 Tras varios intentos fallidos con sus fuerzas aliadas, el soldado Alvar recurre a una joven india llamada Nalcú, que había sido desplazada por el cacique Rucamará y estaba dispuesta a traicionarlo. Nalcú visitó al cacique y con una poción lo adormeció, a él y a Mariña. Entonces pactó con los españoles para que atacasen a la fortaleza.

En medio del ataque Rucamará reaccionó y tomó a Mariña y emprendió la huída en su caballo, Alvar lo persigió y al verse acorralado, el cacique se arrojó al mar con la mujer desde lo alto de la barranca.

 El soldado Alvar finalmente recuperó la Torre al precio de perder a su amor. Convertido en Monje vivió por el resto de sus días allí encerrado.

“Se cuenta que en noches de luna llena se oye el galopar de un caballo y se ve en lo alto de la torre la figura de una hermosa mujer vestida de blanco”

El Torreón del Monje es uno de los íconos marplatenses más bellos que junto con el mar de fondo conforma una de las típicas postales de la ciudad.

Fue construido sobre las rocas de Punta Piedras en 1904 por el arquitecto alemán Karl Nordmann y fue conocido como Torre Pueyrredón, y antes como el Belvedere. Esta torre pertenecía a Ernesto Tornquist, quien lo donó a la ciudad.

El Torreón del Monje fue declarado de Interés Turístico Nacional, Provincial y Municipal y actualmente funciona con servicios las 24 horas.

En el corazón del castillo histórico, se encuentra un centro de actividades gastronómicas. Allí se encuentran distintos salones con gastronomía típica marplatense y una cafetería con pastelería de excelencia.

En el Restaurant del Torreón del Monje, abierto de martes a domingos, podrán disfrutar de desayunos frente al mar, exquisitos brunch, almuerzos empresariales y tardes de té entre amigos.

Además posee un salón de eventos con capacidad hasta 1200 personas. Tanto sus salones como las terrazas están frente al mar.

TORREÓN CLUB DE PLAYA

En las instalaciones del Torreón podemos encontrar un club de playa donde descansar y a su vez poder realizar actividades como kayak, banana, pesca de embarcado, clases de baile y gimnasia, mesa de ping pong, juegos para niños y muchas más.

Cuenta con un restaurant que brinda servicio a carpas y sombrillas, drugstore, heladería y baños completamente equipados y una zona wi-fi para seguir conectados en la playa.

Algunos de los servicios que podemos encontrar son carpas y sombrillas con mesas y sillas, amplios vestuarios y sanitarios, duchas totalmente equipadas, cambiadores para bebés, lockers, sillas de ruedas, baños y carpas adaptados para personas  con discapacidad, juegos infantiles, juegos de mesa, personal de recreación, solárium en “plaza de la palmera”, actividad náutica, piscina infantil y piscina para adultos, guardavidas y servicio médico.

Si vas a Mar del Plata tenes que pasar por el Torreón y disfrutar de sus excelentes vistas, si necesitas más información podes visitar la web en www.torreondelmonje.com.ar

Seguí leyendo:

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x